lunes, 22 de junio de 2009

Nichos de alto crecimiento en México


¿Sabes quiénes son los compradores del futuro?, ¿qué tipo de productos y servicios requieren? y ¿cómo
atenderlos mejor que nadie? Aunque tengas claro hacia quién va dirigido tu artículo, no está de más que revises tu plan de negocios y contemples otras oportunidades para emprender. Recuerda: siempre vale la pena conocer las tendencias que mueven los mercados.
Primero, sirva aclarar que "nicho" es un término que no se refiere a un tipo de negocio, sino a un tipo de mercado. Los clientes y consumidores -ya sean reales o potenciales- se pueden segmentar de acuerdo a variables demográficas (edad, sexo, nivel socioeconómico, estado civil o lugar de residencia) y psicográficas (estilo de vida, perfil cultural y hábitos de consumo).
Por ejemplo, imagínate que vendes paquetes vacacionales en un lugar donde ofrecen todo tipo de masajes y terapias corporales. ¿Cuál de los siguientes mercados te será más fácil atender?:
a) Todas las mujeres de México.
b) Mujeres de 30 a 45 años de edad, solteras o divorciadas, ejecutivas, de nivel socioeconómico B y C, con una vida activa y dinámica, quienes no están esperando que un hombre las lleve de vacaciones y las consienta, y a quienes les gusta darse sus "descansitos" con cierto lujo.
Obviamente, el mercado B es más específico. Puedes diseñar un paquete vacacional de acuerdo a lo que estas consumidoras esperan y desean y, además, tendrás más certeza sobre los medios de comunicación que necesitas.
Esto es lo que se conoce como "mercado meta" o "nicho de mercado".
Estos segmentos, como reflejo de los cambios poblacionales y de estilo de vida, van evolucionando. Toma nota de estos cinco nichos de mercado con gran potencial en el futuro inmediato.

UN CLIENTE INTELECTUAL
Hombres y mujeres, de 25 a 40 años, que ven en la cultura una herramienta para el consumo.
¿Cómo son?
Durante muchos años, los términos "culto" e "intelectual" han representado erróneamente a un tipo de persona que rechaza el consumo y que sólo desea encerrarse para leer sus libros. Nada más lejos de la verdad. Hoy, lo "culto" se ha vuelto mucho más divertido y más rentable como negocio. Esto se debe, en parte, a que en los últimos 20 años las expresiones artísticas y culturales son más diversas.


Según algunos estudios de mercado, el término "cultura" pasó de algo "aburrido, solemne, serio y seco" a un concepto "interesante, colorido, importante y de moda". Es más, hoy muchos de estos "clientes intelectuales" podrían incluirse en los "contra-cultos"; es decir, aquéllos que se identifican con lo que se conoce como "contracultura": artes gráficas urbanistas, música rap y hip-hop, graffiti artístico y expresiones literarias poco ortodoxas. Sin ir más lejos, piensa en cómo Cirque du Soleil cambió el concepto de la actividad circense, llevándolo a un escenario sofisticado y comercial.


Las personas que componen este segmento manejan hábitos de Internet y telecomunicaciones muy desarrollados, al grado de que se comunican en gran medida por medios electrónicos. Tienen interés en los medios visuales y de animación. Tienden a ser adictos al cine y a la música, además de leer en promedio 15 libros al año.


Existen también los "cultos por moda": aquéllos que buscan involucrarse en las artes para no quedarse fuera de la jugada y para ser percibidos como personas interesantes. Este tipo de consumidores compra en promedio 20 libros al año, aunque no necesariamente los lee.

Comportamiento del Consumidor

Le gusta asistir a eventos culturales de prestigio y le interesa aprender idiomas, especialmente francés, alemán y japonés. Busca productos y servicios con diseños altamente estilizados, con un toque personal e inimitable.
Compra obras de arte de todos los precios y se inscribe en cursos de apreciación artística y musical.


¿Cuáles son las tendencias para este nicho?

Sus gustos van de la mano de las tendencias artísticas, las que adquirieron formatos digitales y altamente visuales. Las artes de hoy no necesariamente están en los museos, sino en la calle y en las tiendas. Un producto puede percibirse como una obra de arte, según su diseño y la firma del creador. El arte de hoy no sólo se admira, sino se compra y se consume.
Un ejemplo es la tienda Kong (www.kong.com.mx), ubicada en la colonia Roma, en la Ciudad de México.


Identificada como una tienda-galería, ofrece exposiciones constantes de diversos artistas, así como camisetas, discos, juguetes, historietas, muebles y accesorios, todos diseñados con una propuesta artística urbana. El "cliente culto" de hoy no es el que sabe mucho, sino el que compra cosas relacionadas con la cultura. ¿Otro ejemplo? La tienda-boutique de El Hijo del Santo, también en el DF, en la Colonia Condesa, donde vende desde máscaras autografiadas hasta bolsos para dama.


¿Cómo aprovechar este nicho?
Existen infinidad de negocios para atender a este nicho. El límite es, como en el arte, la imaginación. Puedes organizar talleres de redacción o pintura, comercializar juguetes didácticos o productos asociados a una figura de culto, lanzar al mercado un software de diseño de audio para editores y cineastas, ofrecer viajes terapéuticos de psico-drama o manualidades, otorgar servicios de entretenimiento para eventos familiares y empresariales, operar videoclubes en donde se ofrezcan títulos difíciles de encontrar y hasta vender accesorios o adornos confeccionados a mano. Recuerda que la cultura de hoy es juguetona, interactiva, divertida e irreverente.


LA CHAVIZA
Hombres y mujeres, de 12 a 24 años. Son consumidores en constante búsqueda de su identidad, lo que se traduce en compras muy diversas, que muchas veces se realizan de manera indiscriminada.


¿Cómo son?
Los jóvenes son uno de los mercados más rentables para las empresas, debido a su fuerte inclinación al consumo, su interés por la moda y su activa vida social.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), en México hay más de 20 millones de adolescentes que representan el 22% de la población del país. De esta cifra, casi la mitad está entre los 15 y los 19 años.


Este nicho se caracteriza por una constante preocupación por el futuro y por la identidad que se está formando: educación y futura profesión, relaciones interpersonales, sexuali-dad, música y salud, entre otros temas. En este contexto, las marcas adquieren una importancia sustancial, llegando al grado de que los jóvenes se "apropian" de ellas para definirse a sí mismos. Para comprender mejor la psicografía de estos consumidores, vale la pena visitar "websites sociales" como hi5.com o myspace.com.


Los jóvenes decoran sus páginas personales con logotipos de marcas, caricaturas, música, fotos de actores o actrices e intereses personales. Es como asomarse a sus recámaras para ver qué cuelga de las paredes. El ejercicio da una radiografía de sus gustos, preferencias, modas y hábitos de consumo.


En cuanto a su aspecto físico, buscan verse bien. Hacen ejercicio, aunque no necesariamente cuiden su alimentación. Por lo general, buscan productos que les proporcionen un sentido de autenticidad. Les gusta sentirse originales y tomados en cuenta.

Comportamiento del Consumidor
Saben utilizar la tecnología y se acompañan de ella en todo momento. La utilizan para sus obligaciones escolares, para su diversión y como herramienta de comunicación entre ellos.


¿Cuáles son las tendencias para este nicho?
Una táctica clásica es ofrecer productos y servicios generalmente pensados para adultos, pero en versión juvenil.


Un buen ejemplo son las cuentas bancarias estudiantiles o los cosméticos para "teens". Se trata de poner a su alcance experiencias nuevas e interesantes, en lenguajes divertidos y didácticos.
Otra tendencia es la proliferación de promociones creativas diseñadas no sólo para mover un producto, sino para conectarse con el joven. Olvídate del clásico "2 x 1" o el "ganador al instante". Las promociones actuales deben ser más impredecibles y tomar en cuenta la creatividad de los jóvenes.


Concursos de cortometraje, juegos de supervivencia, retos de experiencia y experimentos científicos
entretenidos son sólo algunas de las herramientas que puedes utilizar al diseñar una promoción, ya sea de lanzamiento de un producto nuevo o, simplemente, para incentivar la compra.


¿Cómo aprovechar este nicho?
Quizá lo más importante será no sacar ventaja de la ingenuidad de estos consumidores. Muchas veces, los jóvenes aún no tienen un criterio bien definido y pueden ser manipulados por la publicidad y los medios de comunicación. Recuerda que, para ganarte al joven, debes hacer lo mismo con sus padres (quienes proporcionan el dinero que los cha-vos gastan), por lo que conviene manejar estándares positivos y modelos constructivos.


Tus acciones de marketing deben ser extremadamente creativas, desde el diseño del producto y el servicio, los planes de promoción y medios, hasta la distribución del producto. La idea, siempre, es sorprender. Los jóvenes absorben infinidad de mensajes publicitarios todos los días, así que para llamar su atención hay que ser realmente original.


La comunicación debe ser sincera, directa y sin mentiras. Que no se sientan engañados. Háblales en su idioma, con sus expresiones y modismos. Recuerda que se trata de crear "lazos de identificación" con ellos.

LOS RETRO
Hombres y mujeres, de 18 a 50 años. Su criterio unificador es la nostalgia por las modas y expresiones de décadas pasadas, especialmente de los años 60, 70 y 80.


¿Cómo son?
Se trata de uno de los segmentos de mercado más interesantes y diversos. Recuerda que algunos de ellos sí vivieron aquéllas épocas, como es el caso de los que tienen entre 27 y 50 años. Pero la generación que nació después también forma parte de este nicho. Si bien no conocieron de primera mano esas épocas, la nostalgia la viven en su imaginario colectivo? y en sus hábitos de compra.


Los consumidores retro recuerdan con afecto e idealización los tiempos pasados. Hay una curiosa actitud de burla amable hacia la ingenuidad de esas épocas. Pero lo más llamativo es el interés por adquirir productos retro: ropa, accesorios, música, muebles y automóviles, por destacar algunos de una lista larguísima. Y es que en esta búsqueda se da un fenómeno interesante nunca antes visto en la mercadotecnia: comprar productos viejitos para sentirnos jóvenes.
Aunado al deseo por recuperar la juventud, los consumidores retro buscan revivir el glamour, irreverencia y originalidad de las expresiones artísticas de antaño. Son consumidores que idolatran el pasado, pero que están muy concientes de su presente. Tienden a ser vanidosos, divertidos y buscan sobresalir con un estilo original.


Son de personalidad re-belde al rechazar lo moderno. Sus consumos son superficiales (tiene que ver con su estética personal y sus expresiones culturales) y, en esos consumos, hay una afirmación de su identidad.

Comportamiento del Consumidor
En este nicho, además, encontrarás diversos subnichos, específicamente por edad. No es lo mismo lo retro ochentero que lo retro sesentero. Tampoco consume igual una mujer retro de 45 años, que un joven retro de 20 años. Sus preferencias, patrones de compra y presupuestos son radicalmente diferentes.


¿Cuáles son las tendencias para este nicho?
La moda retro encontró tantos seguidores que una de las tendencias es recuperar objetos y estilos del pasado. No es sólo la nostalgia de los años 60, 70 y 80; ahora existe la oportunidad para explotar la estética de otras décadas, como los 30, 20 e, incluso, de siglos atrás. Las corrientes musicales y artísticas contemporáneas han revalorado las propuestas de esas épocas para reinterpretarlas en un lenguaje moderno.
Algunas publicaciones
masculinas constantemente promueven los accesorios de antaño, como las mancuernillas, tirantes, clips de corbata, pañuelos y kits de navajas. Y la ropa usada o "vintage" puede venderse como si fuera nueva, si es de buena calidad.


El fenómeno retro también es visible en el diseño de etiquetas, logotipos y envases. Pepsi acaba de sacar una edición limitada de su refresco en versión "retro", hecha con azúcar de caña y extracto de nuez de cola. Además, su imagen es claramente retrospectiva. Y hace un año, Coca-Cola sacó una edición limitada del six-pack, en el que los refrescos venían en diferentes envases históricos coleccionables.


La idea es crear una especie de "leyenda del tiempo que fue". Se trata de contar una historia de épocas pasadas, llenas de optimismo, juventud y glamour.


¿Cómo aprovechar este nicho?
Existen muchas oportunidades para hacer negocio con lo retro y no es necesario que tu marca tenga 100 años de antigüedad. Puedes crear productos con diseños estilizados a la vieja usanza o que recuerden una época.


Por otro lado, los elementos de producción de tu campaña de mercadotecnia pueden utilizar patrones de diseño antigüo, eslóganes retro o jingles al estilo de las canciones viejitas. La productora de calcetines Donelli, por ejemplo, de plano volvió a utilizar su spot de radio de décadas atrás, ¡sin ningún cambio!: "Entre el zapato y el pantalón, está el detalle de distinción". ¡La frase musical suena encantadoramente vieja!
Otra categoría con potencial está en los dulces y golosinas. Muchísimos productos descontinuados han sido recientemente relanzados, muchas veces con la misma imagen gráfica. En los Estados Unidos, hay empresas que se dedican exclusivamente a encontrar dulces que no se han visto en años y comercializarlos. Gozan de un mercado altamente fiel y dispuesto a pagar cientos de dólares por una caja de chocolates retro. Genomma Lab, por ejemplo, compró y relanzó una marca tradicional como Bengué. El diseño de interiores, los muebles y adornos caseros también son un área con mucho potencial, así como el de paquetes vacacionales con temática retro, la organización de fiestas con música oldies, los restaurantes con recetas caseras tradicionales, la restauración de coches clásicos, la joyería y hasta ciertos aparatos electrónicos.
Lo retro vende un estilo de vida y, como es bien sabido, "recordar es volver a vivir".


HÉROES ECOLÓGICOS
Hombres y mujeres, de 18 a 60 años, preocupados por el medio ambiente y los temas ecológicos. Buscan productos orgánicos y socialmente responsables, se preocupan por su salud y disfrutan convivir con la naturaleza.
¿Cómo son?
Los héroes ecológicos o bioconsumidores son altamente políticos, en el sentido de que buscan transformar el mundo a través de sus decisiones de compra. Para ellos el consumo es una estrategia de renovación social. Se preocupan por el calentamiento global, por la tala de árboles, por salvar a animales en peligro de extinción y por disminuir las diferencias sociales. No están de acuerdo con la manipulación genética y los aditamentos químicos de los alimentos. Están convencidos de que las empresas deben ofrecer productos que no contaminen y cuyos
desechos se puedan reciclar en su totalidad.

Comportamiento del Consumidor
Existe un grupo de consumidores que se identifica como héroes ecológicos, pero no tanto por conciencia social, sino por moda. Y es que los temas de medio ambiente están "in". Muchos ven en los productos orgánicos un símbolo de estatus, ya que suelen ser un poco más caros que los demás.


¿Cuáles son las tendencias para este nicho?
Una cosa está clara: va a seguir creciendo, pues la ecología no es una moda, sino un nue-vo estilo de vida que definirá la manera en que trabajamos y consumimos, desde hoy y hasta los próximos 100 años o más. De acuerdo con el Instituto Interamericano de Co-operación para la Agricultura (IICA), la demanda de productos ecológicos aumenta un 20% cada año a escala mundial.
Existen, además, mayores índices de conciencia por el cambio climático, los efectos tóxicos de la industria y el cuidado de la salud, así como los temas de desarrollo sustentable para las poblaciones rurales que intervienen en los procesos de manufactura y pro-ducción.


¿Cómo aprovechar este nicho?
Todas las áreas comerciales presentan oportunidades de negocio interesantes, como arquitectura ecológicamente amigable, ecoturismo, cafés herbales o ropa hecha a mano. Ahora bien, las compañías con productos y servicios que desean ostentar el lema "ecológicamente responsable" deben cuidar dos temas importantes:


1 De la empresa para adentro.
Evaluar materias primas y procesos productivos, para evitar el uso de insecticidas, pesticidas, aditamentos químicos tóxicos, hormonas de crecimiento en animales, entre otros elementos. También es clave procurar que los desechos y residuos no sean tóxicos ni contaminantes. En cuanto a los envases y empaques, deben ser de material reciclado y reciclable. Deberá existir una cooperación respetuosa con los trabajadores para procurar su prosperidad y evitar tratos injustos.


2 De la empresa para afuera.
Comunicar, comunicar, comunicar. Divulga a los cuatro vientos todo lo que tu empresa hace para ayudar al medio ambiente y la sociedad. Nada de lo expuesto en el párrafo anterior tendrá valor de mercado si no se comunica. Presúmelo en tus etiquetas, anuncios publicitarios, página de Internet, boletines de prensa, hojas membretadas, correos electrónicos y en todas tus instalaciones y sucursales.


ADULTOS SOLTEROS
Hombres y mujeres, de 40 a 60 años. En inglés se les conoce como los "baby boomer singles": personas que nacieron entre los años 45 y 65 y que, por distintos motivos, hoy no están casados.
¿Cómo son?
No son necesariamente abuelos y mucho menos son de la llamada "tercera edad". Son adultos divorciados, viudos o que de plano nunca se casaron. El caso es que disfrutan el estilo de vida del soltero joven. Considera que, aproximadamente, el 37% de la población adulta mundial es soltera, de acuerdo con la agencia Research and Markets.


Son personas que acuden a restaurantes y bares, salen para conocer una pareja, tienen una vida sexual activa y más o menos liberal. Viajan mucho y les gusta divertirse a lo grande. ¿En qué se diferencian con los solteros de 20 años? Tienen una posición económica holgada, como resultado de toda una vida de trabajo.


Generalmente tienen buena salud, asisten a gimnasios, corren maratones, practican yoga o natación. También buscan incrementar su nivel cultural y tienden a estudiar diplomados, cursos, talleres y programas de educación continua. Asisten a conciertos de música clásica, jazz y rock, festivales de cine, y presentaciones de libros. Invierten su dinero en la bolsa de valores, en bienes raíces y en proyectos que, además de redituarles, les
diviertan.

Comportamiento del Consumidor
Saben que el tiempo es limitado y que los años se van, por lo que tienden a vivir el presente y aprovechar las oportunidades cuando se presentan. Les gusta verse y sentirse jóvenes, aunque saben que están en una carrera contra la vejez. Valoran la amistad, aunque aman su soledad y autonomía. Salen a comer y a cenar solos, y hasta pueden viajar sin compañía. Definitivamente, no les preocupa el "qué dirán".


¿Cuáles son las tendencias para este nicho?
Las estadísticas demográficas señalan que crecerá en los próximos 10 y 20 años. Esto se debe, en parte, a los crecientes divorcios en todos los estratos sociales, así como a la ge-neración de jóvenes profesionistas que trabajan largas horas y no tienen tiempo para entablar relaciones amorosas.


Al mismo tiempo, el ingreso promedio de estos consumidores también está en aumento, ya que este ritmo de trabajo genera mejores rendimientos financieros y mayores sueldos.
Los consumidores de este nicho buscan cómo satisfacer sus hábitos y preferencias, y son poco flexibles para tolerar malos servicios.


¿Cómo aprovechar este nicho?
Los adultos solteros quieren vivir y divertirse. Y tienen el dinero para hacerlo. Esto los vuelve uno de los nichos más rentables. Si tu producto o servicio tiene que ver con el goce de la vida o la solución de problemas cotidianos, puedes acceder a este mercado.
Por ejemplo, existe una enorme oportunidad en las citas amorosas para este segmento. Las opciones son enormes, desde páginas de Internet, revistas con contenidos específicos, fiestas y eventos privados para conocer gente, hasta servicios de casamenteros.
También hay oportunidades en servicios domésticos y de secretariado. La idea es ayudarles a atender no sólo los quehaceres de la casa, sino la tintorería, la mensajería, las reservaciones para viajes o salidas, y las operaciones bancarias. Todo lo que esté encaminado a facilitarles la vida tiene gran potencial.


En la industria de alimentos, puedes orientar o reorientar tus productos hacia este segmento. Las tiendas gourmet son un buen ejemplo.

4 comentarios:

  1. Geníal, la idea es actualizar los estilos de compra

    ResponderEliminar
  2. ¿Podría saber quien es el autor de este artículo, por favor?

    ResponderEliminar
  3. Hola gracias por la información tienes alguna información sobre el comportamiento del consumidor con respecto a la lencería en la actualidad? y los estilos de vida de este consumidor? hablamos de mujeres entre los 25 y 35 años, ubicación mexico si es posible o latinoamerica. Muchas gracias Montse

    ResponderEliminar
  4. Hola, podrías indicarnos las fuentes de tu articulo, es algún estudio realizado?

    ResponderEliminar